top of page
evaluacion-competencias.jpg

. . . . .

Blog

  • Foto del escritorBzg

La toma de decisiones según el tipo de pensamiento

La toma de decisiones es un proceso fundamental en la vida cotidiana y en el ámbito profesional. Implica evaluar diferentes opciones y elegir la más adecuada según ciertos criterios o valores. La toma de decisiones es un proceso multifacético que puede ser influenciado por una variedad de factores, incluyendo la intuición, la razón, las emociones o una combinación de varios de estos enfoques dependiendo del contexto y de la situación individual de cada persona. Lo cierto es que en la práctica, las personas a menudo suelen tomar decisiones orientados por su estilo de pensamiento dominante.


Las personas que tienen una dominancia Posterior Derecha (basadas en los sentimientos), suelen tomar decisiones basadas en la búsqueda de opiniones de terceros, averiguan qué desea hacer la mayoría. Con frecuencia priorizan el bienestar emocional propio o de los demás a la hora de decidir algo, incluso si esto significa no seguir una lógica estrictamente racional. Los Posteriores Derechos necesitan conversar con todos sobre el tema, indagar desde los sentimientos e identificar una decisión con la que la mayoría se sienta cómoda.

Es así que las personas que tienen una dominancia en su estilo de pensamiento Posterior Derecho suelen negarse a tomar las decisiones difíciles y controvertidas, las que plantean un importante desacuerdo entre sus colegas.


Por otro lado, los pensadores Posteriores Izquierdos (basados en los procedimientos), abordan la toma de decisiones de manera muy distinta; ellos necesitan contar con pautas claras y detalladas para todas las decisiones que se encuentran dentro de su área de responsabilidad. Si no existiera ninguna pauta, es probable que traten de obtener alguna antes de proceder. Se plantearán preguntas tales como: ¿En qué otros lugares se hizo esto mismo antes? ¿Cómo se tomó la decisión?

Los Posteriores Izquierdos pueden tomar sus decisiones solos, pero siempre antes van a repasar todos los detalles de la decisión, comparándolos con un conjunto de pautas ya aprobadas.


Los Frontales Derechos (basados en las intuiciones) son bastante predecibles en su comportamiento de toma de decisiones. En sus áreas fuertes, como elegir un nuevo enfoque para resolver un problema difícil o complejo, tienden a tomar decisiones rápidas e intuitivas que suelen ser correctas, pero que no pueden apoyar fácilmente con hechos o con lógica. Cuando se ven forzados a detenerse y considerar los hechos, generalmente se confunden y pierden contacto con su propio sentido interno de lo que está sucediendo. En cambio, en las áreas débiles, como la programación, la implementación de medidas de control de calidad o de inventario, suelen evitar este tipo de decisiones o tomar decisiones de manera espontánea e improvisada, que no se pueden implementar o rastrear.


Los Frontales Izquierdos (basados en el pensamiento analítico) también tienen un estilo característico de toma de decisiones. Ellos toman sus decisiones sobre cuestiones críticas y no pierden el tiempo en situaciones que no tienen importancia a largo plazo. Saben priorizar lo importante, concentran toda su energía y atención en tareas que brinden un alto rendimiento. A las personas Frontales Izquierdas cuando se les presenta un problema para resolver suelen analizar sólo los hechos clave. Buscan los datos clave, prefieren resúmenes y gráficos de media página, estudian el impacto de cada opinión, y luego seleccionan aquella que les permita alcanzar el resultado más exitoso. Los Frontales Izquierdos son los fundadores de la escuela del costo-beneficio en la toma de decisiones.


Fuente: Maximizando el Potencial Humano | Copyright KBA, LLC |Producto Benziger International




20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page